Echeveria elegans

De Plantasvillor
Saltar a: navegación, buscar
Echeveria elegans
Echeveria elegans.jpg
Familia: Crassulaceae
Origen: Méjico
Clase: Magnoliopsida
Observación: Desconocido
Otros nombres: Rosa de alabastro, Echerverio, Oliverella elegans, Echeveria elegante, Echeveria albicans Echeveria , Mexican Snowball, Echeveria potosina


Descripción

Las Echeverias forman una familia con casi 400 especies y numerosos híbridos.

Son plantas crasas, suculentas. Las hojas forman rosetas y no suelen pasar de los 0,20 metros de altura al menos cuando son jóvenes ya que muchas variedades con la edad forman troncos de casi 0,70 metros de altura.

Muchas variedades forman agrupaciones para tapizar el suelo o largos tallos que colocados en un emplazamiento alto, forman matas colgantes.

Las hojas suelen tener forma acorazonada con terminación en punta aunque hay muchas con los bordes ondulados o rizados.


Tienen gran reserva de agua y sus colores van desde los verdes o verdes azulados a rojos muy oscuros , casi negros, pasando por variedades bicolores.

Durante la primavera y verano suelen dar unos tallos de poca altura , casi nunca superiores a los 0,40 metros con grupos de pequeñas flores de forma más o menos tubular o estrella.

Esta variedad es una planta crasa de crecimiento en roseta, puede alcanzar los 0,15 metros de altura. Hojas terminadas en punta, crasas, de color verde azulado. Forma una mata muy compacta con plantas grandes y pequeñas que surgen lateralmente. Toda la planta es frágil por lo que hay que manejarla con cuidado. En la primavera produce unos pequeños tallos terminados en flores de color rosa. Crecimiento lento.

Origen

La mayoría de estas plantas provienen de Méjico y Sudamérica.

Familia

Pertenecen a la familia de las Crassulaceae.

Mantenimiento

Estas plantas crasas ha de cultivarse en el interior salvo en las zonas de clima suave donde la temperatura en invierno no descienda de los 0 grados aunque hay variedades que resisten heladas moderadas.

La mejor situación es a la sombra aunque en el norte de España como Asturias se pueden tener a pleno sol y esto potencia el color negro chocolate de las hojas.

Hay que regarla abundantemente, que se moje todo el cepellón pero luego no se ha de regar hasta que la tierra esté totalmente seca, incluso pueden transcurrir casi un mes en primavera y verano espaciando aún más en invierno el riego.

Se puede abonar con la misma frecuencia que el riego pero en cantidades mínimas pues este tipo de plantas necesitan poco abono.

La tierra puede ser un tanto pobre y ha de estar muy bien drenada, una buena cantidad de arena con un sustrato normal, sería buena mezcla.

Una vez terminada la floración, hay que eliminar el tallo.

A medida que la roseta crece, suelen quedar hojas secas en la base de la planta, es conveniente eliminarlas con cuidado de no dañar el tallo pues pueden ocasionar problemas de hongos.


Imágenes

Echeveria elegans3.jpg Echeveria elegans1.jpg Echeveria elegans2.jpg

Multiplicacion

Se propagan muy fácilmente, para ello solo hay que coger una hoja de la parte más baja, desprenderla, dejar secar unos días el corte y plantarla; parece ser que las hojas que se desprenden solas son las mejores para enraizar.

Si el ejemplar es adulto, podemos cortar toda la planta junto con un trozo de tallos.

Lo normal es que el trozo de tallo sin hojas que queda en la tierra, con el tiempo produzca gran cantidad de ejemplares.

Plagas y enfermedades

Son propensas a los ataques de pulgones y cochinillas, tanto aéreas como sobre todo en las raíces. Hay que vigilar las bajas temperaturas, los excesos de agua y los restos secos que podrían hacer aparecer la botritis.

Otros nombres

Rosa de alabastro, Echerverio, Oliverella elegans, Echeveria elegante, Echeveria albicans Echeveria , Mexican Snowball, Echeveria potosina

Planta en venta

Villorstore

Curiosidades

El nombre de Echeverias les viene del botánico mejicano Atanasio Echeverría y Godoy.

El “apellido” de esta variedad, elegans es fácil de traducir, elegante.

Bibliografia

Flores de Jardín y Plantas de Jardín de la editorial Grijalbo, Plantas Villor